sábado, julio 25, 2009

Rayma, antes Nora, felizmente adoptada por Charo y Toni en Valencia

Desde la decisión que tomamos de acudir a vosotros reclamando vuestra ayuda hasta hoy ha sido toda una aventura para recordar con especial cariño tanto por el interés que demostrasteis como por el acierto de vuestra elección. Nora (hoy Rayma) comparte nuestras vidas y nuestras actividades como si lo hubiera hecho desde siempre.

Desde el primer momento que supimos de su existencia, incluso antes, proyectamos los pasos a dar para que su adaptación fuera lo menos traumática posible en todos los aspectos; clima, alimentación entorno. Y como no, la relación con todos nosotros.

Os podemos contar sorprendidos que, la adaptación ha sido tan sencilla que no ha habido que poner en práctica ninguna de las medidas apuntadas. Desde la primera noche en la caravana Nora actuó serena y contenta respetando el puesto de Luna sin poner oposición o dominio, paseó contenta por los parques donde lo hacía habitualmente encantada relacionándose con los compañeros del parque. Queremos hacer también hincapié a sus cuidadores y familia de acogida Diego e Irene junto a sus perros por la labor que han realizado con ella ya que sus cuidados como la relación que tienen con los animales es fantástica y los animales lo saben pues responden con calma y confianza prueba de cómo son atendidos por ellos, dejamos en Zaragoza unos nuevos amigos y una buna razón para detenerse cada vez que pasemos para disfrutar de su compañía.

Nora (Rayma) a pesar del abandono sufrido continua confiando en los seres humanos, es una gran comunicadora tanto con los de su especie como con nosotros respondiendo con dulzura y alegría las atenciones que le otorgan Luna se muestra cautelosa pero le deja sitio en todos los lugares de la casa y en los paseos le sigue corriendo con ella por donde la guíe Rayma. Por la facilidad con que descubre las madrigueras y por las carreras que realiza en nuestros paseos cotidianos por la huerta sabemos que ha sido una buena cazadora. La playa le ha cautivado y disfruta mucho corriendo con Luna invitándola a mojarse con las olas cosa que Luna accede como nunca lo ha hecho con otros perros.Comenzar o terminar una jornada con ellas ya sea en la huerta o en la playa compensa y nos llena de paz convirtiendo esos momentos en los más importantes del día, verlas correr por los campos y por la playa donde despliegan toda la belleza y la energía en sus carreras es gratificante.

Con todo lo que te contamos esperamos que te hagas una idea de para que son tan importantes estos animales en nuestras vidas. Rayma no solo nos ha conquistado a nosotros, nuestros familiares y amigos andan encantados con su dulzura y como puedes imaginar la que ha sido más beneficiada ha sido Luna ahora inseparable y feliz. Apuntamos pues otro final feliz esperando que en este año sean muchos más.

Recibid nuestro agradecimiento y un cariñoso saludo de;
Toni y Charo.

No hay comentarios: