sábado, febrero 02, 2008

Nieve, antes Linus por fin adoptado en Suiza


Cuando vi por primera vez las fotos de Linus en las paginas de SOSgalgos, me quedé como cortada : su mirada era solo dulzura. Estos ojazos en medio de esta carita blanca, bueno, fue como un flechazo. Además leyendo el comentario, que indicaba sus miedos, pensé que nosotros podíamos ofrecerle la calma que todavía no había podido encontrar en una ciudad como la de Barcelona. Iba a estar rodeado de nuestras otras galguitas y todo sería genial.


Pero la cosa no pudo solucionarse con rapidez. Sucedió que la salud de una de mis hembritas empeoró. Mi veterinario no le daba más que algunas semanas de vida. Fue un golpe muy duro para todos nosotros. No podía alegrarme de la llegada de Linus y al mismo tiempo llorar a mi niña. Berta que lo había tenido en acogida los dos primeros meses y que gestionaba su adopción, estuvo a la escucha de mis sentimientos y por fin al ver que mi galguita seguía bien, decidimos concretar una fecha. Desde el principio, la cosa estaba clara : nada de jaula para Linus, nada de avión. Berta, embarazada de unos siete meses y su marido Israel me lo traerían hasta casa osea hasta Suiza en auto caravana !!! Y así fue. Acompañados de sus dos otros perros, la preciosa afgana Twiggy y el bichin Tulli, hicieron este viaje tan largo.


Después de más de 800km de carretera, tenían la sonrisa. Esa noche conocieron a nuestras perritas y al día siguiente, para que descansarán un poco, fueron las presentaciones perrunas. Todo andó de maravilla. Puedo decir que fueron unas Navidades excepcionales. Se quedaron dos días, para comprobar que Linus se fuera acostumbrando. Cuando llegó el momento de volver para casa, todos estábamos muy tristes y a la vez contentos de como todo esto había ido. Además de un perrin cariñoso que le gusta que le mimen, habíamos tenido la oportunidad de conocer a dos seres estupendos.

Doy las gracias a todo el equipo de SOSgalgos, por supuesto a Berta y Israel y no se me olvida Berta, su ama cuando vivía en Barcelona, que tubo el coraje de dejarlo marchar para que siga con nosotros. Nunca os lo agradeceré bastante.


Maite.

____________


Gracias a ti, Maite, por ofrecerle a Nieve la familia y el hogar que necesitaba.


1 comentario:

Berta dijo...

Tenía el convencimiento que Barcelona no era el mejor lugar para Linus, pero no podía imaginar que pudiera caer en tan buenas manos. Gracias Maite por hacerle tanto bien y darle lo que necesitaba. Ahora va siempre con la cola alta y le ha cambiado la expresión de la cara. Ha vuelto a sonreír! Gracias de todo corazón. Berta.